Prepara la llegada de tu perro adoptado

Prepara su llegada

Prepara su llegada con antelación te facilitará muchos las cosas. El día en que tu peludo conozca la casa lo tendrás todo listo y pensado y podrás estar acompañándole.

Es importante que tengas preparada su llegada, estos tips te daran seguridad y ayudaran a evitar posibles conflictos.

Ten en cuenta que vamos a ver cosas generales, piensa en tu perro y sus características para adaptar estos tips si es necesario:

Prepara su llegada Prepara la casa a prueba de perros

Guarda todo lo que no quieras que el perro rompa, ensucie o muerda

Esto es solo una medida de prevención, tu perro no tiene por qué romper ni morder nada.

Pero en este punto la prevención es clave para evitar problemas y conflictos innecesarios.

Hablamos de cosas electrónicas cara, cosas de gran valor sentimental para ti, cables, etc.

Piensa que además esto es una medida temporal en unos días todo podrá volver a su lugar de una manera segura.

Valora los accesos que tendrá el perro

Cuidado con los sitios donde guardamos la comida. Hay perros que llegan de refugios con mucha hambre y es posible que nos hagan alguna trastada en la cocina. Por ejemplo abriendo la basura.

Tal vez es buena idea que restringas el acceso a la cocina y a cualquier otro lugar donde guardes comida, al menos de momento.

Debes decidir dónde irá su LUGAR SEGURO

Todos los perros necesitan un lugar seguro. Este lugar es un sitio donde puedan estar sin que nadie les moleste, donde poder refugiarse si tienen miedo, donde poder descansar sin tener que estar alerta.

Perro adoptado Es importante que todos los habitantes de la casa (incluso visitas, que es posible que estos días tengas) respeten ese lugar. Si el perro está ahí no se le molesta, debe ser él el que se acerque a nosotros si quiere.

Su lugar seguro tiene que estar en un sitio de poco tránsito, el comedor no será un buen lugar, ni pasillos o el recibido.

Dependiendo se como sea tu casa será más o menos fácil encontrarlo o más o menos inaccesible pero tampoco te agobies por eso.

Intenta que el lugar esté lo más tranquilo posible y que se cumpla la norma de que si el perro está en su lugar seguro no se le puede molestar.

Piensa en qué lugar estará el perro cuando tu no estés

Cuando lo dejemos solo NO lo vamos a encerrar en ninguna habitación jamás.

Posiblemente sea buena idea acotarle accesos de momento el espacio, pero recuerda que tiene que poder acceder a su Lugar seguro).

Piensa en un lugar fácil de limpiar y que no tenga muchas cosas (recuerda guardar o quitar las cosa que no quieras que el perro rompa) además es posible que tenga algún escape de pipi o más.

Préparate. Mentalización

Prepararte es parte de preparar su llegada, tu vida va a cambiar y todos los cambios implican sacrificios y beneficios. Lo bonito es que los beneficios siempre sean mayores que los costes.

Este post tiene como objetivo ANTICIPAR y PREVENIR. Es muy muy posible que luego pienses que hemos exagerado, eso sería lo ideal. Te aseguro que te ayudará a que todo sea más fácil:

Vas a tener que tener paciencia

Como recompensa recibirás satisfacción, mimos y amor incondicional sino inmediatamente en breve y durante mucho tiempo.

Vas a tener que limpiar

No a todos los perros les pasa, pero si llevan mucho tiempo en refugios pueden perder sus hábitos higiénicos.

Si llevan mucho tiempo en jaulas o espacios reducidos, están acostumbrados a hacen sus necesidades en el mismo sitio donde viven.

No suele durar mucho y la mayoría de perros consiguen hacer sus necesidades en la calle/jardín en un breve espacio de tiempo

¡Ellos son los últimos que quieren tener sucio el sitio donde duermen y comen!.

Prepárate para ser consistente con las normas que decidas

Decide con antelación ciertas normas y mantenlas (al menos por el momento, veremos más adelante como es el perro en casa).

Perro adoptado Todas las personas que vayan a convivir con el perro deben estar de acuerdo con las normas y comprometerse a respetarlas.

Si decides que el perro no puede subir al sofá, por ejemplo, no puedes hacer excepciones.

Llegará un día en que estés enfermo/a, triste o el perro tenga mucho interés en subir al sofá y cedas, eso será un error. Será un error porque si has puesto esa norma, es porque seguramente no te apasiona que suba al sofá y te acabará molestando que esté lleno de pelos o que lo rasque.

Si ese momento llega deberás entender que la culpa es tuya, nunca del perro, porque fuiste tú el/la que no fue coherente con sus normas-decisiones, y así con todas las normas que quieras poner. ¡mentalízate y se consistente!

Perro adoptado Tómate tu tiempo, valora qué es importante para ti y que quieres que pueda o no pueda hacer el perro en casa. No se trata de ser ni más ni menos estricto, simplemente se trata de crear una convivencia sana y en la que todos disfrutéis de vuestra vida en común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *