Tener preparado antes de adoptar - Perro Adoptado - Familia feliz

Tener preparado antes de adoptar

Antes de adoptar necesitas

Tener preparado antes de adoptar una serie de lugares y servicios que tu perro adoptado va a necesitar te facilitará mucho las cosas.

La práctica y la prevención nos ayuda a ser más eficientes ante una situación complicada, así que antes de adoptar necesitas:

Tener preparado Buscar un lugar para los primeros paseos

Aunque parezca una tontería antes de adoptar necesitas tener localizados sitios tranquilos próximos a tu casa para los primeros días.

Piensa que has sacado al perro de un ambiente y lo has llevado a otro de golpe y esto puede estresarle mucho.

¿Cómo deben ser los primeros paseos?

Cerca de casa

Es importante no alejarse mucho por el momento. Tienes que poder volver a casa si ves que el perro empieza a mostrar altos signos de ansiedad o estrés.

Cortos

De unos 10-15 minutos pero frecuentes (5 ó 6 veces al día) – esto lo irás modificando dependiendo de la respuesta que vaya dando.

Lugar tranquilo

Evita calles ruidosas y en horarios de mucho movimiento como entradas y salidas de colegios, primera y última hora de salida de los trabajos, …

Si da la casualidad de que es festivo o hay algún evento que pueda tener mucha gente, música, petardos, etc. No lo saques, espérate a que se acabe.

Con poca gente y perros

De momento nos interesa ambos os centréis en pasear de la manera más relajada posible y que disfrutéis de empezar a compartir momentos de calidad juntos.

Varios tipos de suelo

Asfalto, tierra, hierva.

Hay perros que tienen preferencia de sustrato, es decir, que les gusta hacer sus necesidades en tierra o en hierba o en un árbol, de esta manera también le facilitaremos el hacer sus cositas fuera de casa.

Dale premios cuando haga sus necesidades

Con ello le ayudaremos a identificar el sitio correcto donde hacerlo y que en casa haya los menores escapes posibles. Además, positivizar el paseo dándole premios cuando haga algo bien os ayudará a disfrutar de ellos.

Siempre atado

De momento no le vamos a dejar corretear, eso vendrá más adelante.

Evita tirones de correa

Ya que pueden asustarle. No se trata de hacer el paseo ideal y de que el perro vaya a tu lado como un soldado. Es posible que hasta que no os conozcáis pueda haber algún tirón, así que intenta llevar la correa suelta pero muy bien agarrada a tu mano.

¡Disfruta, observa y aprende de vuestros primeros paseos!

Buscar una clínica veterinaria

Antes de adoptar necesitas tener localizado a un veterinario cercano o uno de confianza.

Además, deberías llevar a tu perro adoptado al veterinario al poco de su llegada para que le haga un chequeo y empezar a enseñarle que el veterinario es un sitio positivo.

¿Por qué es bueno tener localizado un veterinario y qué requisitos debe tener?

Tener localizado un veterinario te tiene que ayudar ante una situación de urgencia.

La probabilidad de que suceda los primeros días es baja, pero los accidentes domésticos ocurren.

También es bueno estar preparados ante algún síntoma de enfermedad (una de las enfermedades más comunes que sufren los perros adoptados es la Leishmania, y su sintomatología es muy variada).

Perro adoptado Lo último que necesitas cuando tu perro se encuentra mal es tener que perder tiempo en buscar el teléfono de un veterinario en internet.

Tener preparado antes de adoptarRequisitos del veterinario/a

Como veras hay bastantes y para que los cumpla todos seguramente estaremos hablando de clínicas grandes u hospitales

Con esto no quieremos decir que tu veterinario de confianza no ofrezca un buen servicio (si le falta algún requisito simplemente infórmate de en qué otro lugar puedes conseguirlos, seguramente tu propio veterinario te aconsejará).

Pero si estás buscando un veterinario para que sea el vuestro es importante que tengas en cuenta:

Servicio de urgencias

Es posiblemente el punto más importante, el veterinario debe tener servicio de urgencia 24h. De no ser así, pregunta en tu veterinario y te dirán con quien colaboran para cubrir ese servicio.

Recordar que en este punto la prevención es nuestra aliada.

Atención lo más especializada posible

Que disponga de especialistas en cirugía general y ortopédica, fisioterapia y rehabilitación, nutrición, oncología, etc.

Pruebas y equipamiento médico

Laboratorio y análisis clínicos, ecografías, radiografías, etc.

Servicio de hospitalización

Siempre es mejor que si debemos hospitalizar a nuestro peludo lo hagamos en un sitio conocido y de confianza.

Otros

Si además de todo esto nos ofrecen servicio de peluquería y tienda, mejor que mejor, aunque no es necesario tenerlo todo centralizado en un lugar.

Buscar un etólogo/a – educador/a canino/a

Aunque parece que algunas clínicas veterinarias están incorporando a sus equipos de profesionales etólogos y educadores caninos, suelen ser personal externo.

Es interesante que te informes de qué educadores caninos tienes cerca y sobre todo que te informes de su experiencia, currículum y demás.

Es posible que si tras el periodo de adaptación de tu peludo persiste algún problema tengas que buscar ayuda.

Este paso no es tan prioritario como los demás en este punto en el que te encuentras, pero es importante que investigues bien a quien vas a confiar la educación de tu perro.

Este es un post en el que la palabra “prevenir” es protagonista y tiene la intención de ayudar en ciertos momentos clave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir