Tener un buen vínculo - Perro Adoptado - Familia feliz

Tener un buen vínculo

Tener un buen vínculo

Antes de adoptar es interesante conocer sobre el vínculo que se crea entre humanos y perros. Es vital tener un buen vínculo con nuestros perros para que confíen en nosotros y aportarles seguridad.

El vínculo es la unión entre dos individuos.

Igual que pasa con los humanos normalmente el primer vínculo que experimenta un perro es con su madre. Posteriormente y a lo largo de su vida irá creando nuevos vínculos con diferentes individuos.

Recuerda que el perro es un animal gregario, necesita tener contacto y afecto social para garantizar su bienestar.

El vínculo se da también entre especies, como se evidencia por ejemplo en el estudio Attachment Behavior in Dogs (Canis familiaris): A New Application of Ainsworth's (1969) Strange Situation Test donde realizan el test de Ainsworth (usado para estudiar el apego en niños) en perros:

“El comportamiento de los perros adultos hacia sus dueños es presumiblemente el resultado de 10.000 años de domesticación. Durante ese tiempo, la dependencia de los perros aumentó mediante la selección artificial”

Por tanto, las relaciones duraderas entre las especies se forman a través de la socialización.

La convivencia y evolución conjunta durante tantos años ha favorecido este vínculo que se crea entre perro y humano.

Otro motivo que favoreció el vínculo humano-perro y destacado en el estudio, es que las selecciones de perros con características humanas también pueden haber potenciado esta especial relación.

Así que al cruzar perros con los que el vínculo era más fácil, ya que los perros poseían aspectos de carácter más similares a los humanos, ha ido creando esta relación especial y creando ese dicho de que "El perro es el mejor amigo del hombre".

Para entender el vínculo es importante conocer algunas conductas relacionadas con el apego en los perros:

Base segura

Los perros tienden a establecer una figura como su base segura o figura de referencia que se caracteriza principalmente por:

  • Se evidencia una preferencia por estar cerca de la figura que es base segura
  • Acudir a su base segura en momentos de estrés y para buscar apoyo
  • En presencia de la base segura los perros muestran mayor conducta de exploración y juego
  • Cambio de conducta durante la separación. Hace referencia a que el perro sea consciente de la ausencia y esto le implique una reacción.

Perro adoptado "Es importante destacar que de manera natural un perro que llega adoptado a una casa donde ya hay perros escogerá otro perro como base segura."

Esto no quiere decir que no cree vínculo con el resto de perros o personas de la casa, pero se centrará en una figura de referencia como apoyo en el proceso de adaptación.

Este comportamiento (escoger a un referente de la misma especie) quedó justificado en el  estudio Dog behavior in the Ainsworth Strange Situation Test during separation from the owner and from the cohabitant dog donde confirmaron que para un perro es más estresante estar separado de un compañero canino que de un compañero humano en un entorno desconocido.

Así que es normal que en una adopción un perro escoja como base segura a otro perro de la casa ya que le da más seguirdad.

Vínculo humano - perro

El vínculo es un beneficio reciproco tanto para perro como para humano.

Un claro ejemplo del beneficio que obtenemos los humanos del contacto con los perros son las intervenciones asistidas con animales.

En ellas los perros aportan infinidad de ventajas emocionales y físicas en las diferentes terapias donde participan (en hospitales, geriátricos, consultas de psicología, instituciones que dan apoyo a adicciones, ayuda a víctimas de violencia de género…)

Obviamente a nivel particular encontramos también muchos beneficios como hemos comentado en el post Beneficios de tener perro

Vinculo perro - humano

En el caso del perro el vínculo juega también un papel fundamental.

Es muy importante crear un vínculo sano y seguro con tu perro. Este vínculo le da seguridad y cubre su necesidad de contacto social y todo lo que ello conlleva.

El vínculo tiene que ser sano y no dependiente o enfermizo, por ello, es vital enseñar a nuestro perro a ser independiente y emocionalmente estable para poder afrontar problemas y situaciones de una manera segura.

En el estudio The influence of owner’s attachment style and personality on their dogs (Canis familiaris) separation-related disorder demostraron que la personalidad y actitud de los propietarios pueden contribuir a problemas de comportamiento en los perros.

Por eso es muy importante trabajar para tener un vínculo sano y que nuestra actitud hacia nuestro peludo sea siempre la correcta y pensando en su bienestar del perro y no únicamente en el nuestro.

En definitiva, es importante que vuestro vínculo sea sano y seguro.

Entonces, ¿Qué sería un vínculo inseguro o insano? 

Un vínculo inseguro será aquella relación que, aunque sea cercana y motivada por ambas partes, no de confianza e individualidad al otro.

En las relaciones basadas en la comunicación mediante castigo podemos encontrar este tipo de vínculo insano, ya que aunque se castiga al perro este no pierde la motivación de contacto con su agresor.

Otro ejemplo pueden ser las relaciones basadas en un hiperapego (dependencia total del uno hacia el otro o de uno de los dos).

Que un perro no sepa estar solo en un ambiente conocido y seguro por la ausencia del propietario porque esta hiper vinculado a esa persona, es un problema tanto para el perro como para el humano y no hay nada positivo en ello.

La dependencia total anula al individuo y crea además otros problemas de conducta derivados, así como frustración, miedo y agresividad al no poder gestionar la separación.

Apego seguro vs apego inseguro

En el estudio Attachment security in companion dogs: adaptation of Ainsworth’s strange situation and classification procedures to dogs and their human caregivers donde usaron nuevamente el test de Ainsworth para medir y determinar los tipos de apego se dieron cuenta de que:

Los perros con apego seguro ante una situación de ausencia de su base segura mostraban menor secreción de cortisol (hormona relacionada con el estrés), así que percibieron esa situación menos estresante que los perros con un apego inseguro.

Algo parecido evidenciaron ante una amenaza percibida en presencia del cuidador, los perros con apego seguro mostraban una mayor modulación de la frecuencia cardiaca, así que, estaban más preparados para gestionar la situación que los perros con apego inseguro.

Como ves, tener con tu perro un buen vinculo le da seguridad y confianza para afrontar situaciones nuevas o amenazantes, le ayuda a ser seguro e independiente y a gozar de un buen equilibrio mental y autoestima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir